La Retina del Ojo Humano



Definición

La retina es la parte sensible del ojo. Como un recubrimiento de la superficie interior del globo ocular contiene los detectores: los conos y bastones, la capa nerviosa y las venas que conducen la sangre.



Descripción

La luz que penetra en el ojo lo hace a través de la esclerótica , el humor acuoso , el cristalino y el humor vítreo para llegar por detrás a la retina, atravesando la capa nerviosa y los conductos sanguíneos e incidir, primero, sobre el núcleo externo y después en el núcleo interno de los detectores, cuyo extremo apoya sobre una capa pigmentada denominada pigmento epitelio .



La finalidad del pigmento epitelio es absorber toda la luz remanente que no ha sido absorvida por el resto de los componentes que atraviesa, de modo que no se produzcan reflejos que, de ser detectados podrán dar lugar a señales nerviosas que no corresponderán a lo que se
.



Los vasos sanguíneos tienen la finalidad de proporcionar el oxígeno y la vitamina A necesaria para la regeneración de los
pigmentos visuales .



La capa nerviosa.

La capa nerviosa está compuesta por múltiples células nerviosas conectadas entre sí. Existe una conexión en serie , esto es: una detrás de otra, que corresponden, en primer lugar, a las celdas bipolares , que se hallan conectadas a través de terminales nerviosas llamadas dendritas al núcleo de los detectores. A continuación están conectadas las celdas ganglionales que a su vez se conectan a un axón que formará parte del nervio óptico . El nervio óptico tiene 800.000 axones correspondientes a los casi 135 millones de detectores que existen en la retina, de los cuales hay en el orden de 130 millones de bastones y 6 millones de conos.



Además de las conexiones en serie, existen otras
en paralelo , o sea que conectan distintos detectores simultáneamente como lo hacen las células horizontales y las amacrinas a lo que se suman las conexiones múltiples que tienen algunas celdas bipolares y ganglionales. Esto permite que no solo las señales nerviosas conduzcan información referente al nivel de la intensidad luminosa y el color de la misma, sino también, referente al tamaño , la posición , el movimiento y el contraste .
Se ha descubierto muy recientemente que existen algunas cÚlulas bipolares que actuarían como detectores de nivel luminoso y tendrían la finalidad de establecer el ritmo circadiano y también regularían la apertura de la pupila.



Las señales nerviosas están codificadas en
frecuencia y no en amplitud como normalmente se cree. Lo que significa que, cuando aumenta el estímulo , la señal incrementa su frecuencia.