Lustre


El brillo denominado lustre ("luster" en inglés) se aplica a materiales como algunas telas con brillo como, por ejemplo, una tafeta o un satén. También puede aplicarse en papeles satinados, metales no muy pulidos, pelo, pieles, etc.

Lo que el observador percibe, cuando observa el material curvado es un contraste entre los brillos intensos de algunas partes con otros más débiles. Ese cuadro le hace percibir graduaciones continuas del brillo percibido. Este "degrade" se percibe muy bien en los terciopelos.



Para medir el lustre se emplea un método simple: se mide el brillo especular a 45° y se lo compara con la reflectancia difusa a 0° para relizar este tipo de mediciones se requiere el uso de un reflecvtómetro y un brillémetro de 45° o un instrumento especial que permita realizar ambas mediciones.