Halo



El halo es una forma de apariencia relacionada con el brillo que tiene entidad propia. Solemos decir que va a llover cuando vemos a la luna con halo y, a veces, intuímos que ese halo se debe a la humedad que hay en el ambiente.

En la figura de la izquierda se ve un círculo claramente demarcado que muestra un halo definido alrededor de la luna. Este tipo de halo es muy diferente del que se ve más abajo donde desaparece el círculo y forma una imagen difusa, casi brumosa de la misma.

El hecho de que la suciedad de el vidrio que cubre un espejo o de la pintura brillante de un automovil, forme halo sobre la imagen reflejada, nos permite intuir que el brillo "limpio" está perturbado por algún elemento agregado a la superficie.



La realidad física es que es halo se produce por difusión de la luz por partículas o irregularidades de la superficie pulida. Para entender mejor. Si uno tiene. por ejemplo, una parte de una superficie lisa (por ejemplo una madera pulida) se la recubre con una capa delgada de un buen barniz. Una vez secado, el brillo aumentará considerablemente. Si observamos en ella la luz de una lámpara cualquiera vemos en esa superficie que la misma se refleja con una "aureola" de luz. Si ponemos sobre el madera pulida sin barniz un vidrio transparente y volvemos a mirar la luz reflejada como antes, el halo habrá desaparecido o casi.



Uno puede también pintar con un soplete, una superficie plana con una o varias capas de pintura y observar como se refleja una luz cualquiera sobre esa superficie y verificar que puliendo con pasta el halo disminuye continuadamente con la acción.

Lo que se deduce de ello que lo que forma el halo es la disfusión de la luz en derredor de la componente especular.

En la figura de la izquierda pueden verse dos curvas goniofotométricas de un material con halo como el de la imagen inmediatamente más arriba, para una incidencia a 45º. El elevamiento de la base muestra que la imagen aumenta su diámetro alrrededor del pico. En ese aumento se cuántifica su halo.



En la práctica, lo que se hace es comparar la medición de la reflectancia especular con la de aquella medida con poca diferencia angular de la dirección especular. Por ejemplo, para incidencia y medición a 30° se mide también a 35° o para 20° se mide a 18,2° y a 21,8° (Como se indica en las normas ASTM D523, DIN 67530 e ISO 13803).