Los Iluminantes CIE


La CIE -Commission Internationale de l'Eclairage- , en español Comisión Internacional del Alumbrado, recomendó en 1931 tres Iluminantes (o fuentes de luz) Patrones para ser empleados en la medición del color.





Estos iluminantes estaban basados en el uso de la lámpara incandescente (o de tungsteno) que, en esa época era la mas estable y, con el uso de filtros líquidos conteniendo soluciones conocidas, reproducían otras dos luces cuyo color era similar a la luz solar directa o a la luz de un día cubierto.
La figura de la izquierda representa la curva de la distribución espectral de los distintos iluminantes CIE 1931 identificados con la letras A, B, C y la E corresponde al iluminante equienergético.


Los Iluminantes Patrones fueron tres:
A (2857 K), B (4870 K) y C (6770 K). Como las lámparas incandescentes estaban fabricadas con bulbos de vidrio proveian poca o ninguna radiación ultravioleta, por ello, debido a la aparición de los blanqueadores ópticos , conocidos también como agentes fluorescentes (FWA, del inglés: agentes fluorescentes blanqueadores) se hizo necesario especificar fuentes de luz patrones que tuvieran un espectro ultravioleta similar al que tiene la luz diurna.



Es así que en 1967, en Washington, EE.UU, se recomendaron los Iluminantes Patrones
D -Luz Diurna-. El proceso de cálculo es complicado, pero lo importante, es que, a partir de entonces, se comienza a utilizarlos.
En la actualidad los iluminantes B y C, en general, no se utilizan. Como el D65 (6500 K de temperatura de color correlacionada) es muy parecido al C (6770 K), pero este último está tambien especificado en el ámbito ultravioleta, con lo que a los efectos de los materiales fluorescentes es imprescindible. La única ventaja del iluminante C sobre el D65 era la realización práctica ya que el C podía obtenerse con una lámpara incandescente filtrada (ver "El Color y su medición"), mientras que la D65 se obtiene mediante un tubo fluorescente, que, hasta hace muy poco tenía una calidad cromática pobre, pero hoy se fabrican con un Índice de Rendimiento de color superior a 95. Por lo que, en la práctica son los preferidos.



Los iluminantes
D se pueden calcular para cualquier temperatura de color correlacionada siendo la mas recomendada la D65 o D6500 que corresponde a la luz de un día con cielo totalmente cubierto. En mucho menor grado se emplean los iluminantes D50 o D5000 correspondiente a la luz solar directa y la D75 o D7500 equivalente a la luz proveniente la bóveda celeste.



Como consecuencia del uso de los Iluminantes
D se ha dejado, en la práctica de usar el iluminante B y en menor grado el C, en este último caso debido a la permanencia de normas, como las ASTM, que lo siguen especificando.



En consecuencia se recomienda que si no se sabe que Iluminante Patrón utilizar o, en caso de dudas, se emplee el
D65 o el A o ambos .